El problema con el volante magnético de muchas motos antiguas

Algunas de las motos que ya cuentan con unos cuantos años cuentan con algún que otro problema en el diseño del volante magnético. El problema, en muchos casos, radica en que los imanes están pegados con resina Epoxi, lo que con el tiempo y los diferentes cambios de temperatura, pueden acabar por despegarse y girar de manera libre por el espacio que hay entre el rotor y el bobinado o estátor. Por ello, hay que utilizar un extractor para moto para poder arreglar este problema y no tener que preocuparse de sufrir un daño mayor.

El problema de muchas motos antiguas

Si finalmente los imanes acaban dando vueltas de un lado a otro sin sentido, se puede producir un desastre con los imanes rotos o el bobinado golpeado, rozado o roto debido a los imanes. Asimismo, los trozos más pequeños pueden acabar obstruyendo algún conducto, lo que puede convertirse en un problema.

Esto es algo que sucede en muchas motos de mediados de la década de los noventa y a pesar de que muchas marcas solucionaron el problema con un solo imán de forma tórica y con el diámetro exacto para encajar en el volante magnético, hay muchas motos que no cuentan con esta solución.

En caso de contar con una moto de esta época, es importante comprobar el estado de esta parte de la mecánica y de esta forma verificar el estado en el que está. Es importante evitar a toda costa evitar el bobinado, porque el precio de la reparación puede subir considerablemente.