Consejos para comprar una moto de segunda mano

Si eres un manitas en el taller y tienes pensado comprar una moto de segunda mano, además de contar con útiles para motos y todo lo necesario para ponerla a punto como tú quieres, debes tener en cuenta varios aspectos.

Tips para comprar una moto de segunda mano

Aunque Internet sea un gran escaparate de alternativas, lo mejor a la hora de adquirir una moto de segunda es verla en persona, por lo que puedes usar Internet para buscar motos próximas a ti. Es indiscutible que la veas en persona y te fijes en todos los detalles antes de adquirirla.

Debe tener papeles siempre, aunque se trate de una moto para piezas o para restaurar de arriba a abajo. No hay que meterse en un lío por ahorrarse unos cuantos euros. Al final se pagaría muy caro.

Una vez con la moto delante, hay que examinar el estado general de la misma y fijarse en el estado del carenado, si tiene abolladuras, ralladuras, etc. Esto puede revelar caídas o descuido por parte del propietario. La moto hay que verla a la luz del día, nunca de noche. Además del carenado hay que ver el estado del tapizado del asiento, ópticas que funcionen, que no haya holgura en la dirección, un buen arranque, que no produzca demasiado ruido o ruidos extraños al ralentí.

Los kilómetros también son otro punto a tener en cuenta, de ello dependerá el precio seguramente. Si se puede probar, mucho mejor, se comprobará la aceleración, su respuesta, neumáticos y frenos. También hay que verificar sus revisiones e ITV y si tiene algún elemento de tuneado, verificar que está homologado para que no pongan problemas en la ITV.